MÁS DE OPINIÓN


Una semana caldeada por nuevas protestas de los pueblos originarios del norte de Salta ¿Las soluciones? promesas y más promesas.

Espejitos de Colores

Cristobal Outes y los adoquines de colores

Amigo de la casa, Don Miguel deambula por los diversos tugurios políticos de la City salteña en la dura tarea de entender los movimientos políticos locales.


Negocios y financiamiento

LOS CRÉDITOS PARA LA MINERÍA SON EXTRANJEROS, NO ARGENTINOS

Abogado, Bustos analiza un punto muy en boga en los titulares salteños durante los últimos meses: la minería.

Negocio a largo plazo, los capitales argentinos no suelen invertir en este rubro. Nuestra mente es cortoplacista.
Negocio a largo plazo, los capitales argentinos no suelen invertir en este rubro. Nuestra mente es cortoplacista.

Por Sergio A. Bustos (*)

Uno de los puntos principales al inicio de la planificación minera, es contar con los altos costos que tiene el proyecto conforme a las etapas que se presentan. La etapa inicial de exploración lleva de 5 a 10 años, lo cual significa un alto grado de riesgo crediticio. Podría ocurrir que se inviertan decenas de millones de dólares en tratar de identificar una cuenca de minerales y tal vez el hallazgo se vea frustrado y ese dinero se haya consumido en la etapa exploratoria.

La siguiente etapa es la de evaluación y permisos, que toma de 1 a 5 años. Recién allí es donde se debe determinar la viabilidad económica y técnica del proyecto. Esto quiere decir, otro desembolso grande de millones de dólares.

Luego de dichas etapas y decidida la inversión, con sustento en la etapa previa y resuelto el financiamiento, se desarrolla la mina e infraestructura necesaria (como ser caminos, línea eléctrica, campamento, etc…). Esta es la etapa más cara de inversiones de capital.

Recién allí aparece la etapa productiva, que es la que posibilita la recuperación del mineral y la generación de ingresos. Pueden realizarse ampliaciones y/o reapertura de las operaciones en función del precio del mineral involucrado, tecnología y nuevas exploraciones lo cual lleva de 10 a 30 años.

Aquí nos debemos preguntar ¿Por qué invierten las empresas extranjeras, y no las Argentina? Para ser más exactos, todas las empresas se registran en Argentina, es decir se nacionalizan. Pero los inversores son extranjeros.

Aclarado dicho escollo, debemos decir que la visión extranjera es a largo plazo cuando la visión nacional y popular de Argentina es cortoplacista. Generalmente de cuatro años basados en la carrera electoral que arranca desde que asumen hasta los sufragios. Esto se convierte en un bucle que se repite una y otra vez, por lo cual ya sabemos que en Argentina todo se vuelve a repetir.

Sin embargo, gracias a las leyes de minería que tienen una estabilidad y apoyo de las provincias productoras, podríamos decir que se le ha encontrado la fase positiva, o mejor dicho, “interesante”, para producir sin una legislación que auto boicotea la producción, como desgraciadamente si la tiene el agro.

¿Cómo piensan las empresas extranjeras que invierten en minería?

Bueno, aquí la cosa cambia y de gran manera, comenzando por la visión a largo plazo, la previsibilidad, la sustentabilidad económica a través del tiempo y no la carrera cortoplacista de la visión nacional y popular.

Tal como lo explicábamos en las etapas que lleva el inicio y fin de la vida minera, entendemos que la financiación debe ser a largo plazo por empresas serias y contratos que se sostengan en el tiempo.

Nos explica el Dr. Omar Guerrero, Contador Público con una vasta experiencia en comercio exterior y banca internacional de más de 20 años: “Tenemos acceso a una red de bancos privados de los Estados Unidos y organismos internacionales de créditos dedicados al financiamiento de exportación de productos agrícolas, mineros e importación de bienes de capital que si bien, dada la complejidad del mercado financiero en nuestro país y el acceso a crédito de largo plazo para algunos rubros se hace necesario contar con diversas plataformas de acceso al crédito internacional para pre y post financiamiento de exportaciones, especialmente del rubro minero y otros no tradicionales. He participado en el financiamiento de sindicados en Argentina del rubro agrícola y, de la República Dominicana, en los rubros turismo, siderurgia, telecomunicaciones y el sector energético con la participación de bancos de primera línea de Latinoamérica, donde las exigencias son mucho más estrictas pero el éxito de la negociación es bastante seguro”.

Por otro lado, personalmente me he encargado de mantener el “compliance” entre las empresas a cargo de los créditos otorgados por los Bancos extranjeros, jugando una suerte de contralor entre el deudor y acreedor.

Cuando la empresa recibe un crédito extranjero, se verifican los tiempos y plazos de cumplimiento de las acciones del trabajo que ejecutan y del análisis del suceso que han tenido, pues el acreedor necesita saber que su dinero está encaminado y cumpliendo las expectativas, ya que, si no progresa, no habrá retorno y es allí donde es fundamental la confianza.

Otro tema de gran importancia es el brazo ejecutor que une a la empresa beneficiaria del crédito y la acreedora que son empresas de grandes capitales e influencias comerciales.

En este caso, nuestra empresa SABCOMEX Corp., constituida en el Estado de Florida, EEUU, cuenta con los avales y la experiencia profesional, y con holgados conocimientos en los EEUU, y en Argentina.

Con experiencia, podemos decir que estos tipos de operaciones (Financiación de grandes montos a largo plazo), no se otorgan a cualquier empresa, pero si hay algo muy interesante y a favor, es que para el momento de la minería argentina, y con el lobby puesto en Nueva York, es bastante más accesible y hay menos reticencia, máxime cuando desde la empresa de Estados Unidos, vinculada con la de Argentina, puede actuar de vigía ante el posible incumplimiento.

Nuestro trabajo pasa por The Council of The Americas en Nueva York, y por The Greater New York Chamber of Commerce, de la cual somos miembros, aparte de los lazos tejidos con la banca internacional. Pues es allí el lugar propicio donde se encuentran grandes créditos y serios para la actividad minera.

Volviendo a la banca argentina, podríamos decir que tendrá su oportunidad de financiar las sub actividades dedicada a la minería. Pues la actividad minera mueve toda la cadena de producción financiera, de forma directa o indirecta, es por ello que los gobiernos vienen haciendo un trabajo intenso y tratando de blindar las posibilidades de inversiones extranjeras aprovechando las bondades naturales que tiene la República Argentina.

(*) Abogado – Exp. En Comercio Exterior – Martillero y Corredor, Director del Instituto de Derecho Internacional del Colegio de Abogados de Salta, Miembro de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional, en especialización en Derecho Minero


¿Te gustó la noticia? Compartíla!